Es el reintegro de los gastos médicos generados en los que haya incurrido el BENEFICIARIO durante su permanencia en el exterior, hasta por los valores máximos establecidos en el certificado de servicio de acuerdo a las condiciones instauradas en el contrato de asistencia médica.